Revelación de secretos

Esta figura se encuentra regulada en el artículo 197.4 del Código Penal. Según el referido artículo [se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años si se difunden, revelan o ceden a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas a que se refieren los números anteriores. Será castigado con las penas de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses, el que, con conocimiento de su origen ilícito y sin haber tomado parte en su descubrimiento, realizare la conducta descrita en el párrafo anterior].

Como vemos, la difusión de los secretos o datos descubiertos ilícitamente supone un daño considerable a la intimidad y, por ello, se castiga con una pena superior a la que correspondería a un mero supuesto de apoderamiento o intromisión. Sin embargo, la conducta de quien revela tales datos sin haber tomado parte en su descubrimiento se considera de menor gravedad. En este último caso, el Código Penal exige expresamente que el sujeto conozca que la información revelada tiene un origen ilícito, no siendo punibles los supuestos en que tal circunstancia fuera ignorada.



AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información